Amor Exigente Uruguay
Tu amor sin exigencia me humilla. Tu exigencia sin amor me rebela. Tu amor exigente me engrandece.

Principios Éticos Institucionales de AE

Respetar la dignidad de la persona humana. Todos somos seres humanos, dignos de respeto, no importa la condición social, raza, origen o lo que hicimos. Merecemos ser responsabilizados por nuestros actos, pero también merecemos ser tratados con respeto.

Mantener el secreto en relación a los testimonios e identidad de los participantes de Amor Exigente. El secreto podrá ser quebrado solamente con autorización expresa del interesado o cuando hubiere riesgo para él o para terceros.

Ser fiel, honesto y verdadero en la vivencia y transmisión de la propuesta de Amor Exigente. Solo puedo convencer a alguien de que Amor Exigente le puede proporcionar mejor calidad de vida sí yo demuestro eso con mi propia vida.

Respetar y cumplir los estatutos y el reglamento de la FEAE respeto a los principios de jerarquía y de orden. Si no estoy de acuerdo con las reglas básicas, necesarias para que Amor Exigente tenga el mismo perfil en cualquier parte, puedo hasta formar un grupo de apoyo que no será de Amor Exigente.

Transmitir los principios de Amor Exigente, observando las posibilidades de cada integrante. Respetar los límites de cada participante en la asimilación y en la vivencia del programa. Todos tenemos nuestras limitaciones. Escuchar, apoyar, incentivar, pero jamás exigir o cobrar que no puede hacerlo

Relacionarse fraternalmente y con respeto con los miembros, coordinadores y grupos de Amor Exigente. Todos estamos en el grupo de apoyo buscando mejorar como personas, buscando mejor calidad de vida. Solamente tendremos éxito, si nos enfocamos en las cualidades y no en los defectos de cada integrante del grupo. Cuando yo adopto esa postura, es más fácil para el otro revelar sus defectos.

Actuar con respeto y fraternidad en el relacionamiento con entidades afines. (Alcohólicos Anónimos, Narcóticos Anónimos, Al-anón, Nar-anón, etc.).

No debemos tener preconceptos ni sectarismos. Nadie es dueño de la verdad. Lo que puede no ser bueno para mi, puede serlo para otro.

Mantener el carácter laico y voluntario. Somos todas personas buscando aprender con el otro, dentro de la propuesta de Amor Exigente. Cada uno con sus propios dones, tiene algo para dar al compañero/a. Mi experiencia y conocimientos, son tan importantes como la del medico o el psicólogo. Nadie recibe contribuciones financieras para ser voluntario de Amor Exigente.

Notificar a la FEAE sobre eventuales pronunciamientos incompatibles con la propuesta. Mantenerse fiel a la propuesta de Amor Exigente, es vigilar para que los grupos sean fieles a la propuesta. Amor Exigente tiene su propio perfil. Es inaceptable que se excluya algún principio porque a alguien no le guste o no lo acepte.

10º Promover la espiritualidad en los grupos, respetando las creencias de cada uno. La espiritualidad es el alimento de la vida. Cuando la practico y la vivo, soy capaz de aceptar la vida como es, con sus problemas y dificultades, viendo a Dios (según lo conciba cada uno) en cada una de ellas. Dándome la oportunidad de crecer como ser espiritual, que es mí esencia verdadera.

11º No utilizar los grupos de Amor Exigente para obtener ventajas personales de cualquier naturaleza. (divulgar mi comercio, conseguir clientes, vender cosas, etc.)

12º Evitar divergencias y disputas de poder entre las lideranzas de los grupos de Amor Exigente. Ejercitar la democracia. Nadie es más que nadie y debe siempre prevalecer la voluntad de la mayoría, aunque no esté de acuerdo. El que disputa espacio es traficante y no coordinador o voluntario de Amor Exigente.