Amor Exigente Uruguay
Tu amor sin exigencia me humilla. Tu exigencia sin amor me rebela. Tu amor exigente me engrandece.

Regional Uruguay

Eduardo ModernellEduardo

Con la instalación de una nueva Regional en Uruguay, el día 13 de octubre de 2017, la FEAE solicito el renombramiento de Regional Uruguay de Amor-Exigente, por lo que la misma pasa a llamarse: REGIONAL URUGUAY EDUARDO MODERNELL.
Eduardo Modernell (1937-2013) fue co-fundador de Amor-Exigente (A-E) en Uruguay y primer Presidente nombrado cuando la creación de la primera Regional Uruguay de Amor-Exigente. Dedico sus últimos 15 años de vida a la laboriosa tarea de llevar y promover el mensaje de A-E por diferentes rincones del país.

Sin medir esfuerzos, con gran espíritu de desprendimiento, sin buscar prestigio o promoción personal, movido por el sincero deseo de ayudar a quien buscaba en A-E un espacio a partir del cual re-formular la propia vida, tratando con igual cariño y respeto a todos, pero sobre todo siendo profundamente ético y coherente en su proceder y vivencia del Programa de 12 Principios Básicos y Éticos, simboliza, sin lugar a dudas, el auténtico espíritu del voluntario, ejemplo para todos nosotros.

Esta dimensión espiritual de su persona, encarna también el esmero e integro proceder de tantos otros compañeros y compañeras que ya no están físicamente entre nosotros.

Se manifiesta en los rostros felices de tantas familias restauradas – la suya inclusive; en la esperanza de todos cuantos no desisten y en la fortaleza de aquellos que no habiendo encontrado una salida para sus seres queridos encontraron para sí propios una nueva manera de vivir que les ha devuelto la dignidad.

Sin olvidarnos, claro, de aquellos voluntarios que aportan desde sus distintas profesiones, tiempo y conocimiento, sin otro propósito que el del servicio desinteresado.

Estos hechos transcienden a la propia persona de nuestro querido compañero Eduardo, que sin duda llevan su carisma impreso.

A propósito de compañeros dedicados, de gran simplicidad y profundo sentido ético; nuestra sede central, habiendo sido bautizada con el nombre de Neube Brigagão – propuesto en su momento (2011) por nuestro compañero Eduardo – adquiere hoy, desde un punto de vista igualmente simbólico, una dimensión que también transciende al propio Neube.

Es así que, conscientes de la unidad de acción que estas dos sensibilidades representan, imprimimos de forma inequívoca este sentido de coherencia y lealtad a los principios y valores originarios de Amor-Exigente, que desde los primeros días nos han orientado y caracterizado.